Wednesday, February 15, 2006

GUILLERMO MAHCHI

GUILLERMO MAHCHI

Orgullo progreseño

Omar Edgardo Riverawww.omaredgardorivera.blogspot.com

Con mas de cien años de existencia, el municipio de El Progreso yace tendido en el féretro de la abulia ciudadana, el marasmo empresarial y la mediocridad de sus autoridades; una pobre actividad industrial circunscrita al sector maquilador y agroindustrial auspiciado por transnacionales, conservadores comerciantes que “compran barato para vender caro”, una limitada actividad social, un pobre esfuerzo para desarrollar actividades culturales, y sometidos al bicéfalo caudillismo pintarrajeado de rojo y azul, hacen que la desesperanza invada el espíritu de pretendemos seguir residiendo en la antigua Santa María de Canaan de Río Pelo.

Paisanos que acaparan las primeras planas de los diarios por sus pillerías, caos vial por doquier, un servicio de recolección de la basura que pasa cuando les “ronca la gana”, un cementerio en donde se desentierra a uno para enterrar al otro, calles y avenidas en las que las heces fecales brotan de las alcantarillas cuando llueve, y un obsesión por la defraudación y evasión fiscal, caracterizan al municipio que fundo un 19 de octubre de 1892 el ingles Guillermo Jaime Bain. Da pena decirlo, pero así es.

Por eso cuando de este terruño querido hay buenas noticias, vale la pena celebrarlas y contárselas a la gente; así he hecho con los esfuerzos de la gente decente y dedicada de este municipio, constantemente busco resaltar las iniciativas de gran valía. Así quiero hacerlo esta vez con Mahchi, Guillermo Mahchi.

De ascendencia árabe-palestina, Guillermo Enrique Mahchi Carrasco es progreseño de nacimiento, ahí cerca del Ulúa estremeció con su primer llanto a los vecinos, a mediados del siglo pasado, en 1953, una año antes de la famosa huelga de los trabajadores hondureños. Austero hasta el tuétano, Mahchi forma parte de una de las familias mas acaudaladas de la Ciudad “Perla del Ulúa”; sin embargo, vive sin ostentaciones ni desproporcionadas pretensiones materiales, pero en un ambiente habitacional sui generis y colmado de pequeñas obras de arte cosmopolita que a lo largo de sus viajes ha podido importar desde los países mas alejados del planeta. Como a los criminales no les apetece robar obras de arte, eso le ha permitido –e n sus propias palabras- estar “liberado de la ola de violencia de los últimos años”.

Él cree que “hacer el bien sin saber a quien” funciona, y permite vivir con tranquilidad y paz; asimismo, Mahchi manifiesta que “el camino recto lo lleva a uno mas lejos, aunque sea lento el peregrinar”. Es simpático y ocurrente, nadie podría aburrirse en una tertulia de la cual el sea participe, muy bien se autocalifica: “amo la risa y una buena historia que contar”.

Fue educado por los jesuitas del Instituto Católico “San José”, lo que seguramente le hizo sensible a las injusticias y solidario con los mas pobres y necesitados; luego estudio química farmacéutica en la Universidad de Northeastern en Boston, Massachussets, y fiel a la tradición paterna, instalo su farmacia en El Progreso, Yoro, la que ya tiene mas de dos décadas de funcionar ininterrumpidamente.

Lleno de imágenes en su mente, recuerdos lucidos de su bucólica infancia y su adolescencia cosmopolita, Mahchi encontró en la artes plásticas la desembocadura a ese expresionismo que hasta hace su adolescencia estaba recluido en los deberes académicos, profesionales y empresariales. “Lo dejo todo y me dedico a pintar” dijo el artista progreseño, a sabiendas que el legado cultural que heredaría a El Progreso, a Honduras y al mundo seria imperecedero, y que valía pena dejar de la lado los común por lo extraordinario.

A nivel nacional las producciones pictóricas de Mahchi han destacado en el Salón Nacional de Pintura del Centro Cultural Sampedrano, y se ha premiado, con la Antología de las Artes de Honduras, una de sus obras mas polémicas.

Igualmente, el doctor Mahchi ha representado a Honduras en un sinnúmero de eventos latinoamericanos, verbigracia, las Bienales Centroamericanas de Arte, donde ha sido premiado por sus obras.

Mahchi ha logrado destacar a nivel internacional de forma excepcional.

Fue considerado por la UNESCO como uno de los cincuenta artistas mas importantes de contemporaneidad latinoamericana, tocándole exhibir en las distinguidas salas de esa institución multilateral, junto a pintores de sobrado renombre como Botero, Matta, Guayasamín, Morales, Lam y muchos otros mas.

Ha realizado exhibiciones en todos los países centroamericanos y en numerosas salas de arte de los Estados Unidos de América; en tierras estadounidenses ha presentado sus obras en el Guadalupe Center en San Antonio, Texas, y en SOMARTS de San Francisco, California, exhibiendo temas de interés social, como emigración ilegal “desde Honduras hacia el norte”.

Su obras forman parte de las colecciones privadas mas importantes de los expertos centroamericanos y en embajadas, casas de gobierno y residencias presidenciales del istmo centroamericano, es fácil encontrar un Mahchi colgado de la pared.

Recientemente regreso de Taipei, Taiwán, en donde estuvo durante varias semanas exponiendo su técnica de producción plástica y pintando murales mayas para la municipalidad de la capital de esa oriental nación (pinto un encuentro ancestral entre el cacique Taiwán y el cacique Honduras, todo visto por un cacique ataviado, cual buda oriental); aprovechó su estancia en la “Taipei Artist Village”, el mas prestigioso centro cultural del Asia, para demostrar que en Honduras –como decía José Cecilio Díaz del Valle- nacen “hombres de gran valor”.

Pese a todos estos éxitos, Guillermo Mahchi tiene conciencia de la enorme crisis por la que pasan sus colegas y bajo nivel artístico que tiene Honduras; Mahchi se acongoja al ver la abulia estatal frente al quehacer cultural en el país y la pobre producción de nuestros artistas, y dice que “cuando se quiere saber del estado financiero de una nación se busca la respuesta en el banco central de la misma, pero cuando se quiere saber del estado emocional de un pueblo, hay que ver la producción de sus artistas; las artes reflejan el sentir y el estado anímico de una nación; el nuestro es evidente”. A decir del artista ribereño, en Honduras estamos –también- en bancarrota emocional.

Me contaba hace algunos días que los últimos años “han sido nefastos para el arte nacional, al extremo que mas de una vez se ha declarado desierto los primeros premios en shows importantes o se han cancelado las acostumbradas exhibiciones anuales debido a la pobre calidad del material expuesto”. “Mira Omar, la ultima antología Nacional de las artes plásticas de Honduras, la del 2004, fue polémica ya que solamente 14 obras fueron colgadas en la Galería Nacional de Arte en Tegucigalpa de entre 250 competidoras” recordaba Mahchi.

Pero no es artista aislado del mundo que lo rodea, al contrario, interactúa con sus vecinos y opina, critica y propone; estas actitudes le han generado mas de algún buen debate mediático con las autoridades locales. “Como hombre social, denuncio donde puedo al corrupto, aprovechado e insensato, ya sean estos políticos o representantes de cualquier agrupación que abuse de su posición; creo estar harto de vivir en una nación donde parece que sus representantes la odian... vivo cansado del aletargado proceder de los gobiernos de esta nación....” dice Mahchi, quien fue regidor municipal en tiempos de doña Fredesvinda Meza Lambour a mediados de la década del setenta, cuando apenas contaba con una veintena de años de edad.

Guillermo Mahchi también ha aportado un legado histórico a El Progreso, Yoro, habiendo editado en 1992 –en el marco de la celebración del primer centenario de fundación del municipio- el libro “Archivo fotográfico del ayer (1900-1965)” donde nos presenta mas de un centenar de fotografías y referencias históricas que permiten a las nuevas generaciones conocer sobre la evolución de la antigua Aldea de Río Pelo.

Mahchi es desde ya, un símbolo del municipio, una referencia por la cual se nos identifica, un ejemplo de esfuerzo, dedicación, decencia y un correcto espíritu ciudadano.

Todas las ciudades de Honduras deberían tener un Mahchi, para enorgullecerse de los hombres que producen estas tierras.

Sirvan estas líneas para enaltecer la trayectoria artística de Guillermo Mahchi, el gran pintor progreseño, orgullo de los que residimos en las riberas del caudaloso río Ulúa, sirva este articulo para que muchos sigan su ejemplo y hagan modificar la ruta por la cual transita nuestra ciudad, esta macondiana localidad, dormida en sus pretéritos laureles, enmarasmada, aletargada e inmóvil.

Comentarios: ml_rivera@hotmail.com

Para ver parte de la obra de Mahchi, hacer click en: http://www.hondurasart.com/gallery/slideshow.php?set_albumName=mahchi

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it Allergy cat persian Hartford incorporation monbusho scholarship application car seat cover navajo variable life term insurance cheaper short term health insurance Dreampharmaceuticals online order xenical company hk hosting voip solution Commercial general liability insurance ontario California car covers england 20 year level term life insurance

4:58 PM  
Anonymous Anonymous said...

Looking for information and found it at this great site... film editing schools

4:01 PM  
Blogger 0359-Max said...

Me es grato leer este articulo sobre alguien a quien recuerdo con mucho carino,aunque sali ya hace mucho de mi tierra siempre recuerdo al DR. Guillermo como alguien muy especial y a su esposa tambien,siempre recuerdo del Dr. sus consejos en las veces que nos vimos y que fueron muchas. me da mucha alegria saber que sus obras han trascendido las fronteras,y que sea un orgullo nacional.le deseo lo mejor.

MAX.E.SALINAS (RIVERA & CIA)

10:03 AM  

Post a Comment

<< Home