Tuesday, April 05, 2005

NARCOS EN POLITICA

NARCOS EN POLÍTICA

Por Omar Edgardo Rivera


Escribir sobre los narcotraficantes en Honduras es tan peligroso como hacerlo sobre los políticos; estos últimos intentan marginar, perseguir y a veces hasta eliminar a quien se opone al tradicionalismo vernáculo; lo he vivido en carne propia, nadie tiene que venírmelo a contar. Se siente uno amenazado, vulnerable ante un sistema en el cual el poder político titeretea a los operadores de justicia y manipula los medios de comunicación. Y si es un peligro confrontar a la clase política nacional, referirse a los narcopoliticos es un doble riesgo, que solamente oso correr al tener que cumplir la responsabilidad cívica de orientar a la ciudadanía mediante esta columna de opinión.

La Navidad pasada tuve acceso, a través de Internet, a un supuesto documento que las Fuerzas Armadas de Honduras remitían a la Embajada de los Estados Unidos en Tegucigalpa, MDC, en el cual se enlistaba a un grupo de hondureños que tenían relaciones directas con el narcotráfico internacional; la lista fue conocida y reiteradamente discutida en el seno del foro virtual Hibueras (hibueras@listas.rds.org.hn) que se desarrolla en el marco de las Listas de Discusión de la Red de Desarrollo Sostenible (www.rds.org.hn).

El documento, que es de la época en la cual el Ministerio de Defensa Nacional y Seguridad Publica era una dependencia de la estructura castrense del país, es firmado por el Sub Secretario del ramo, Coronel de Infantería DEM Rene Adalberto Paz Alfaro, menciona por nombre y apellido, domicilio y narcoconexión a un grupo de ciudadanos desconocidos para la opinión publica y a reconocidas figuras del mundo empresarial y político de Honduras. El documentos “desclasificado” menciona, además, que existe otro listado de extranjeros que son investigados por narcotráfico.

Al revisar la lista, salta la duda que sea una broma de muy mal gusto, pues allí se encuentran los nombre de gente a la cual uno siempre ha considerado decente y trabajadora; sin embargo, también se pueden leer los nombres de algunos empresarios y políticos a los cuales la gente ya señala como narcos de forma insistente.

Esta sui generis combinación de nombres y apellidos aturde, confunde y por momentos me hace reflexionar acerca de la posibilidad que Honduras se haya convertido, como advierte Larry Palmer, en un “narcoestado”.

¿Podrían estar relacionados al narcotráfico aquellos a los que consideramos gente honorable en el país?.

Hace un año, exactamente, el –entonces- Subdirector de Lucha Contra el Narcotráfico, Alfredo Landaverde, dijo que “la Corte de Suprema de Justicia, la Secretaría de Seguridad, el Ministerio Público, el Congreso Nacional y la propia Iglesia Católica” estaban “infiltrados por el narcotráfico” (El Heraldo, 2004.01.14); Landaverde manifestó en esa ocasión que “el narcotráfico trabaja todos los grupos, incluyendo la oficina donde yo trabajo, en la Iglesia Católica y en cualquier lado”.

Y en Honduras el narcotráfico y el lavado de activos se ha convertido en uno de los mejores negocios de los últimos años, a tal extremo que hace repuntar económicamente las zonas en las cuales operan los narcos. La Ceiba en Atlántida, Tocoa en Colon y La Entrada (Nueva Arcadia) en Copan son un ejemplo vivo de esto que menciono.

Un buen amigo mío, dedicado al rubro de la construcción de viviendas en Islas de la Bahía y Atlántida, me decía que sus ventas de bienes raíces se han reducido y sus proyectos inmobiliarios han tenido un freno, debido a una depresión económica que en los últimos meses ha azotado la zona del litoral atlántico, como consecuencia que los ojos del país están puestos en la narcoactividad, y algunos medios de comunicación ha tocado el tema insistentemente, creando una presión en los operadores de justicia para que se refuerce la lucha en contra del narcotráfico y sus actividades conexas.

En las ultimas dos décadas hemos observado como de la noche a la mañana aparecen nuevos ricos en Honduras, gente con mucho dinero, que difícilmente podría explicar el origen de sus fortunas; “empresarios” que sin necesidad de ser herederos de un patrimonio familiar o de ser beneficiarios de apalancamientos financieros de la banca nacional, han podido iniciar negocios de grandes dimensiones.

Hoteles, almacenes comerciales, financieras, botes de pesca y transporte de equipo pesado son algunas de las actividades de los narcoempresarios.

De esos hay muchos; haga usted su propio análisis. Reacuérdese Usted de los ricos del pueblo allá a inicios de la década de los ochenta, y vea ahora como muchos de ellos han sido desplazados del “top ten” de los millonarios hondureños por otros de los cuales no se sabe que magia especial utilizaron para obtener utilidades que no son propias de un mercado tan deprimido como el catracho. Porque aquí ocho de cada diez hondureños son pobres, nuestra población no llega a los ocho millones de habitantes desperdigados en casi trescientos Municipios y el ingreso per capita del hondureño es uno de los mas bajos del hemisferio occidental. ¿Quien se va a hacer millonario de la noche a la mañana en estas condiciones?.

Pero como en Honduras “el plomo flota y el corcho se hunde”, ¡aquí si de puede!.

Yo creo que solamente la corrupción gubernamental supera los réditos del narcotráfico, ambas son practicas abominables, dignas de censura; la primera limita el desarrollo de los pueblos al impedir la inversión de recursos en áreas tan sensitivas como la educación, salud y seguridad, muchos niños mueren por falta de atención medica, a otros se les condena a vivir en la miseria por falta de instrucción académica-técnica y sabe cuantos son a diario presa de la delincuencia y el crimen por la endémica descomposición moral y el atraco oficial que carcome el tuétano de las estructuras gubernativas; y el narcotráfico destruye la vida de jóvenes, adultos y viejos, al generar utilidades de una operación que se nutre de la adicción, de la dependencia del ser humano a sustancias alucinógenas.

Y cuando los corruptos funcionarios gubernamentales y los políticos del patio se asocian con los narcos, las posibilidades de construir un futuro mejor para todos los hondureños se ensombrece.

Por esa razón, el hecho que circule una lista de hondureños que tenían –o tienen- relaciones directas con el narcotráfico internacional nos llama poderosamente la atención debido a que en ella se menciona a políticos que en la actualidad ostentan altas posiciones estatales y a precandidatos a cargos de elección popular que participaran en las próximas elecciones internas y primarias de los dos partidos tradicionales.

Solamente para que tengan una idea, en el listado aparecen cuatro precandidatos presidenciables (dos liberales y dos nacionalistas) y varios ex candidatos a la Presidencia de la Republica, Diputados al Congreso Nacional en funciones y muchos otros candidatos a convertirse en parlamentarios, jueces y magistrados de esta y anteriores administraciones judiciales, altos jerarcas de las Fuerzas Armadas de Honduras, Rectores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y altos funcionarios del Ministerio Publico.

En fin, la representación del pueblo y la autoridad estatal podría estar a cargo de narcos, de narcopoliticos.

Y esto es grave, nada peor le podría pasar al país; o, nada pero le podría estar pasando a Honduras.

De ser verídico el documento en mención, el firmado por ex Sub Secretario Defensa Nacional y Seguridad Publica, Coronel de Infantería DEM Rene Adalberto Paz Alfaro (quien según el censo actualizado del Tribunal Supremo Electoral reside en la Colonia Humuya del Municipio del Distrito Central, y a esta fecha cuenta con mas de 70 años de haber nacido en San José de Colinas, Santa Bárbara), Honduras se podría convertir –como muy bien lo apunta Carmen Beatriz Fernández- en “una sociedad en la que miles de finos hilos enlazan el mundo político con el mundo del narcotráfico; hilos de una intrincada red del poder que se tejen con habilidad y se multiplican fértilmente (Narcotopía)”.

Que no nos vaya a pasar lo de Colombia, donde en un momento determinado “al menos 30% de los congresistas habían aceptado dinero del narcotráfico en sus campañas”.

¿Acaso no es razonable pensar que el dinero del narcotráfico esta financiando las campañas de muchos políticos en Honduras?, ¿Si muchos de ellos dicen no estar utilizando los recursos del Estado para pagar los carísimos spots publicitarios de la televisión y radio, y los amplios campos pagados en los periódicos de mayor circulación nacional, de donde estarán sacando tanto dinero?, ¿Por qué no tendría que ser verdad el incesante rumor que una de las corrientes del Partido Nacional de Honduras esta vinculada al narcotráfico?, ¿Por qué no?.

Si aquí se dijo que no habían contrarrevolucionarios nicaragüenses y después los hondureños tuvimos que avergonzarnos ante el mundo; aquí se dijo que nunca hubo pasaportes falsos y ya ven lo que paso; aquí se dijo que no habían narcodiputados y en el reciente pasado se han procesado y sentenciado a tres diputados por sus vínculos con el narcotráfico, uno de ellos hasta fue liquidado en plena Penitenciaria Central; aquí se dijo que nadie quería una “limpieza social” y en la Granja Penal de El Porvenir, Atlántida, la fuerza del Estado masacro el Sábado 5 de Abril del 2003 a 69 personas y el 17 de Mayo del 2004 funcionarios penitenciarios dejaron carbonizarse a 104 jóvenes en la celda #19 del Centro Penal Sampedrano. Aquí nunca pasa nada, y en realidad: todo es posible.

Por eso, yo no descarto que la clase política nacional tenga nexos muy profundos con el narcotráfico, y un elemento de referencia para que oficialmente nos demos cuenta de esto es determinar si esta lista, de la cual les he comentado a lo largo de este articulo, es fidedigna.

Por eso respaldo al Grupo Hibueras –del cual formo parte- en la solicitud de exigir una explicación en lo relacionado a este documento supuestamente elaborado por el Ministerio de Defensa Nacional y Seguridad Publica de la pasada década; tal y como lo manifestamos en una carta publica dirigida al Presidente de la Republica, Ricardo Maduro Joest, y a la Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Vilma Morales Montalbán, los hibuerenses creemos que “la Fiscalía (del Ministerio Público) no se puede eximir en abrir una investigación de oficio para conocer la situación de tales archivos y para eliminar de toda sospecha a las personas que resultaren inocentes, porque el primer papel de la justicia es proteger la inocencia, así como iniciar procesos, si encuentran indicios razonables y pruebas sobre los delitos de los que se sospechaba cuando se abrió cada expediente”.

Vale la pena exigir “que en el plazo inmediato se aclare la situación de las figuras públicas que el documento pone en entredicho”.

Sin lugar a dudas, el narcotráfico es uno de los factores que puede generar una gran inestabilidad en la contienda electoral que se avecina, por ello es necesario proteger nuestra democracia mediante una exhaustiva investigación de los vínculos de los políticos con los narcos; es necesaria la fiscalización de los gastos de campaña, tanto en el proceso general, como en las elecciones internas y primarias.

La Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas establece mecanismos para el monitoreo de las finanzas de los partidos políticos por parte del tribunal Supremo Electoral a través de la revisión de sus Estados Financieros, incluyendo el origen de todas las aportaciones, contribuciones y donaciones privadas en dinero o especies. Sin embargo, esto no aplica a los movimientos políticos o corrientes, quienes en estos momentos bien podrían estar siendo financiadas por el crimen organizado, el narcotráfico o la corrupción gubernamental.

Deben aplicarse sanciones ejemplares a los políticos que se les compruebe nexos con el narcotráfico o cualquier otra actividad ilícita, es impostergable poner todo el empeño necesario para garantizar procesos electorales limpios.

Es necesario hacer un frente común.

Es necesario saber quien paga la fiesta, para evitar que nuestros políticos bailen al son de los narcotraficantes.



Comentarios: ml_rivera@hotmail.com

6 Comments:

Blogger caroluna said...

hola! este mensaje es para que sepas que más de alguien te lee, vi tu comentario en el blog de Villouta.
Déjame decirte que mi opinión con respecto al Papa difiere bastante de la tuya... el llamó a los homosexuales gente enferma y Villouta esta muy lejos de ser un enfermo, por el contrario, me parece un tipo brillante, además nunca aprobó el uso del condón y por eso miles de cristianos que seguían su camino se contagiaron y murieron... bueno es respetable tu opinión, pero es bueno que sepas que existimos personas que no sentimos la misma admiración por quien era la cabeza del mundo cristiano.

6:52 PM  
Blogger Ardegas said...

La mentada lista de narcotraficantes se encuentra aquí. Aunque no siempre está disponible.

6:57 PM  
Blogger S.I.Atrabilioso said...

Me declaro preocupado por la situación que está viviendo Honduras. Leer este artículo fue revivir los más difíciles momentos de mi país, cuando las listas de corruptos, el asesinato, las presiones para no revelar la verdad y la persecusión eran comunes. A esto añádale las bombas de Pablo Escobar en un centro comercial, o en una estación de gasolina o en un parqueadero. Me duele lo que leo. Me duele por ustedes que están padeciendo semejante martirio. Mi solidaridad con Honduras, una Nación que merece una suerte muy distinta a la que les espera de continuar prosperando el narcotráfico. Colombia tocó fondo hace años, padecimos una penuria económica sin precedentes y hasta ahora nos estamos levantando. Una invitación respetuosa: ÚNANSE Y NO PERMITAN QUE EL NARCOTRÁFICO Y SU DINERO SE TOMEN EL ESTADO... ESO NO DEJA SINO RUINA, HAMBRE Y MUERTE.

3:52 PM  
Anonymous Anonymous said...

best regards, nice info Magnetic shoes Interracial lesbian free pics Advanced surveillance technologies Trans am ram air convertible pics 4th generation

5:16 PM  
Anonymous Anonymous said...

best regards, nice info »

4:35 PM  
Anonymous Anonymous said...

your inteгnet ѕіte is clеarly notеwοrthy to уоu , ρleaѕe woгk on the ΡΗP mіstаke at thе
top thοugh

Feel freе to visit my blog ... Clickforu.com

8:40 PM  

Post a Comment

<< Home