Sunday, April 03, 2005

LOS DERECHOS HUMANOS EN HONDURAS (IV PARTE)

LOS DERECHOS HUMANOS EN HONDURAS



Derechos Humanos de Primera y Segunda Generación



IV Parte



Por Omar Edgardo Rivera



Los Derechos Civiles y Políticos, Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y los Derechos de Solidaridad o Derechos de los Pueblos, son violentados en Honduras.



Con la intención de evidenciar que existen otros derechos humanos violentados en el país, además de los mencionados en el informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, a continuación se dan ejemplos relacionados a hechos irrefutables de irrespeto a las libertades individuales y garantías constitucionales.



DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS



Decíamos anteriormente que los derechos de Primera Generación son los Derechos Civiles, los que deben ser reconocidos al ser humano por el simple hecho de ser persona: libertad e integridad física y moral; y los Derechos Políticos, los que le corresponden como ciudadano o miembro de una sociedad y protegen la participación de las personas en asuntos públicos.



Durante décadas –tomemos como referencia las ultimas dos- estos derechos han sido transgredidos por la autoridad; veamos:



1. El derecho a la vida: Durante la década de los ochenta, en plena guerra fría y con la intención de evitar que el comunismo tuviera auge en Honduras, se asesino a cientos de hondureños en el marco de la “Doctrina de Seguridad Nacional” comandada por el General Gustavo Álvarez Martínez, y se violo –por parte de la oficialidad castrense- el derecho a la vida de muchos de nuestros compatriotas con fines políticos, con la complicidad de las autoridades gubernamentales de la época; en la actualidad, el respeto a la vida es menospreciado por los funcionarios públicos quienes, producto de su incompetencia, permiten ! que en los centros se asesine, decapite y descuartice a reclusos, además de condescender las atrocidades de los delincuentes (muchos de ellos parte de la estructura estatal) en crímenes que a diario atentan en contra de adultos, mujeres, jóvenes y niños, sin que se de castigo a los culpables, y reine en país un clima de repugnante impunidad.

2. La prohibición de la esclavitud y de los trabajos forzados: Aunque muchos no lo quieren aceptar, en Honduras existe una disimulada esclavitud de niños, mujeres y hombres, que se genera en una dependencia económica-laboral que mina las libertades básicas del individuo; los niños cortadores de café en el occidente del país, las niñas trabajadoras domesticas y los peones “heredados” de las fincas rurales (según UNICEF se estima que el 12.5% de los niños y niñas, entre 10 y 14 años, están trabajando en Honduras), son objeto de las mas degradante relación obrero-patron! al que les impone jornadas de trabajo hasta de 16 horas diarias, sin días de descanso, sin beneficios ni prestaciones sociales, sin salario básico ni regular ni justo; en fin, una asolapada esclavitud. De igual forma, es de publico conocimiento las actividades de trata de mujeres y niños para su explotación sexual tanto dentro del país como con destino a otros países centroamericanos, como Estados Unidos y Canadá.

3. Libertad y seguridad de la persona: Pese a los enormes avances en la lucha contra los delitos bancarios, los secuestros y los perpetrados por las maras, la autoridad ha sido incapaz de poder detener la ola de delitos comunes que ponen en peligro la integridad física de los hondureños y la seguridad de sus bienes; a diario se observa como los asaltos son precedidos por asesinatos y violencia extrema por parte de los facinerosos, quienes deambulan en medio de un clima de impunidad. Al igual que en las pasadas elecciones generales, en estas, el tema de la seguridad vuelve a ser un tema esencial en este proceso eleccionario, ya que –según las encuestas- sigue siendo la principal preocupación de todos los hondureños.

4. Libertad de asociación y el derecho a una personalidad jurídica: El derecho de los ciudadanos a asociarse con fines comunes es vulnerado por las autoridades al establecer una serie de requisitos y complejos tramites que solamente los que tienen suficientes recursos económicos le pueden hacer frente a la titánica tarea de obtener una personalidad jurídica para una organización civil; el caso de la Barra de Abogados en Contra de la Corrupción es un ejemplo digno de ponderar, ya que se evidencia en este hecho las influencias de políticas y gremiales que limitan los derechos de los juristas que buscaban constituirse en ente reconocido por el Estado para luchar frente a la putrefacción gubernamental y privada.

5. Libertad de opinión y expresión: En Honduras la libertad de expresión es vulnerada particularmente por el poder político y económico de la nación, el bloqueo del flujo de información sobre personas públicas y el coeccionamiento jurídico a los periodistas para abstenerse de divulgar datos sobre personajes de reconocimiento general para evitar ser acusados de delitos contra el honor, la imagen y la intimidad (el caso de los periodistas Renato Álvarez, Rodrigo Wong Arévalo, Rossana Guevara, Sandra Moreno, Sandra Maribel Sánchez y Arnulfo Aguilar es una prueba palpable), el engavetamiento de la Ley de Acceso a la Información Pública, el abuso gubernamental al imponer cadenas mediáticas para proselitismo electoral, las disposiciones contenidas en la nueva Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas que restringen el derecho a la información y los complejos y onerosos tramites para obtener una frecuencia de radio o televisión, son algunas de las manifestaciones mas evidentes y concretas de la de la precaria vigencia de la libertad de expresión en nuestro país.

6. Libertad de movimiento: El derecho a trasladarse libremente a lo largo y ancho del territorio nacional es violentado constantemente por la autoridad –como lo dice mi buen amigo Eduardo Martell- mediante el establecimiento de “retenes” en los cuales las fuerzas policiales, de forma abusiva y prepotente, registran los automóviles y a las personas para ver si uno es o no es sospecho de algún delito en función de la evidencia encontrada; esto es aprovechado por muchos agentes “picaros” para extorsionar a los conductores vehiculares.

7. Libertad de participación en los asuntos políticos: Si bien es cierto existe plena libertad para el ejercicio de los derechos políticos en Honduras, los mismos se ven disminuidos por los vericuetos de una Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas que vuelven difícil la conformación de partidos regionales, departamentales o municipales, convierten en complicadas y costosas las candidaturas independientes, y obligan a cualquier hondureño que ose candidatearse a un cargo de elección popular a inscribirse en una corriente, movimiento o tendencia interna de alguno de los partidos legalmente inscritos. De ig! ual forma, el inequitativo acceso a los medios de comunicación le da enormes ventajas a la plutocracia nacional en la actividad proselitista, constituyéndose este en el principal obstáculo para incidencia electoral de los mas humildes y pobres.

8. Otros derechos de primera generación: De igual forma, existe una constante violación al derecho a la privacidad mediante la intervención antojadiza de las comunicaciones telefónicas (un Ex Presidente del Sindicato de Trabajadores de HONDUTEL y así lo denuncio el mismo Ex Presidente Carlos Roberto Reina Idiaquez lo menciono en una entrevista concedida al CEDOH), la transgresión al derecho a la propiedad mediante la manipulación de la justicia al respecto y el pésimo sistema de catastro en las municipalidades del país, una desigual aplicación de la Ley por parte de los tribunales, un claro marginamiento a distintos cultos religiosos por parte de las autoridades y aisladas denuncias por torturas en los centros de detención policial.



DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES



Los derechos de Segunda Generación son los Derechos Económicos, Sociales y Culturales; es decir, aquellos que buscan asegurar a los seres humanos dignas condiciones de vida; enmarcan el derecho a de todo individuo a reclamar seguridad social y atención de las mínimas o primarias necesidades socio-económicas y culturales.



En Honduras, la violación de estos derechos es mucha mas grave de lo que se piensa; a continuación reflexionamos al respecto:



1. El derecho a una adecuada calidad de vida: Casi todos los estudios realizados en el país concluyen que existen 8 de cada 10 hondureños en condiciones de pobreza y que mas del 40% de los niños padecen de malnutrición; el derecho a una digna existencia se violenta cuando evaluamos el Índice de Desarrollo Humano y los indicadores relativos a la pobreza humana, mismos que con claridad demuestran que la mayoría de hondureños tienen un nivel de vida poco decoroso, con una longevidad restringida y limitado acceso al conocimiento; esta realidad va en contraposición al derecho de todo individuo de tener un nivel de v! ida adecuado para si y su familia, que incluya alimentación, vestido y vivienda, y a “una mejora continua” de las condiciones de existencia.

2. El derecho al seguro social: Si bien es cierto, la previsión social es responsabilidad individual, la confección de un marco jurídico adecuado para que esta se de es responsabilidad directa del gobierno, a través de los fondos de pensiones de reparte, cuentas de capitalización individual, programas de inversión social y programas especiales destinados a resolver los problemas de las “poblaciones vulnerables o en riesgo social”; en Honduras, si bien es cierto existe un reducido sector amparado en sistemas de previsión so! cial (maestros, burócratas, militares, sector formal), la gran mayoría no lo están, tal es el caso muchos niños, jóvenes, ciudadanos de la tercera edad, discapacitados físicos y los trabajadores del sector informal (la cobertura enfermedad-maternidad se estima que llega solo a un 25% de la población económicamente activa y que la cobertura de invalidez, vejez y muerte cubre solamente el 16%). Ante este hecho, el gobierno no desarrolla ningún esfuerzo concreto, no se identifica ningún avance significativo, y la brecha social cada día se potencializa, violentando de esta forma los derechos humanos.

3. El derecho al trabajo y a condiciones laborales justas y favorables: Con una tasa abierta de desempleo de mas del 40%, no hay duda que los hondureños tienen casi confinadas las posibilidades de obtener una plaza laboral que les permita obtener los suficientes recursos para hacerle frente a los gastos básicos de subsistencia; al mismo tiempo, “si bien todos y todas tienen igual derecho al trabajo en Honduras, en la realidad existen fuertes desigualdades en el acceso a las fuentes de trabajo. Mientras que el subempleo urbano es de 16% para hombres y 19% para mujeres, en las zonas rurales es de 25% para mujeres! y 37% para hombres” (PNUD). Esto violenta el derecho de los hondureños de gozar de “condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias” que incluyan un salario igual por trabajo igual, condiciones de existencia dignas para ellos y sus familias, la seguridad y la higiene en el trabajo, igual oportunidad de ser promovidos y descanso razonable (ACNUR, 2002).

4. El derecho a constituir y asociarse en sindicatos: Es derecho constitucional de los trabajadores la “libre sindicalización”; sin embargo, en Honduras ese derecho se ha violentado constantemente, basta con recordar la intervención de muchos gremios profesionales en la década del ochenta (COLPROSUMAH) o sindicatos estatales en el noventa (STENEE) o la violación de la libertad de sindicalizarse que se genera en las industrias manufactureras (maquilas) que operan en el país bajo el régimen de Zonas Industriales de Procesamiento(ZIPs).

5. El derecho a participar en la vida cultural: “Dentro del concepto de los derechos culturales, se incluye también el derecho al alfabetismo, que debe ser promovido por programas de educación especial del Estado, debe ser reconocido explícitamente en la Constitución de la Republica de Honduras”. Si bien la población analfabeta hondureña ha disminuido significativamente en los últimos veinte años, sigue siendo un problema cultural el hecho que muchos hondureños no tengan la ! capacidad de leer y escribir; de igual forma se constituye en un grave problema el hecho que la población no se tenga acceso generalizado al progreso científico, tal es el hecho de no contar adaunque con energía eléctrica (en esta era digital para insertarse en el mundo moderno se necesitan dos condiciones mínimas: saber leer y escribir y energía eléctrica). Ya el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, del que Honduras es signatario, establece en su Articulo 15: “Derecho a gozar de la ciencia y la cultura: El derecho a participar en la vida cultural; gozar los beneficios del progreso científico y de sus aplicaciones; y beneficiarse de la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora”.

6. El derecho a la educación y entrenamiento: En Honduras, la Constitución de la Republica segura “la educación es función esencial del Estado para la conservación, el fomento y difusión de la cultura…”; no obstante, el porcentaje de niños y niñas entre 5 y 14 años que no asisten a la escuela ha aumentado en casi un 10% en la ultima década, una clara violación del derecho ala educación primaria universal reconocida por el Estado hondureño a través de la suscripción de números tratados internacionales; además, la politización del Instituto Hondureño de Formación profesional (INFOP) evita que la masa trabajadora del país reciba una adecuada asistencia técnica y entrenamiento para el trabajo.

7. El derecho a la información: En Honduras, la información es presa del oligopolio mediático que ha instaurado en las ultimas cuatro décadas la oligarquía criolla, limitando al ciudadano “de a pie” el acceso fácil y veraz de la información que le permita comprender su entorno; por otro lado, la ausencia de un mecanismo eficiente para accesar rápidamente a la información gubernamental ha permitido excesos y corrupción por parte de los funcionarios públicos que van en quebranto de las capacidad estatal de responder a su mandato de crear dignas condiciones de vida para la población (en la actualidad esta “engavet! ado” en el Congreso Nacional una proyecto de Ley de Acceso a la Información Gubernamental).

4 Comments:

Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

6:24 PM  
Anonymous Anonymous said...

Keep up the good work Florida slot machine sales Meridia airport Ntl answering machines Fax letters results meridia help wanted answering service greenville sc Development of hepa filters hair removal for men A streaming video about web development T mobile pocket pc phone review Parfois presentes saunas Junk fax prevention act Bordcomputer audi saab spg eminem answering machine Learn hot dance move hot

12:22 PM  
Anonymous Anonymous said...

This is very interesting site... » » »

2:54 AM  
Anonymous Anonymous said...

I am really loving the theme/design of your web site. Do you
ever run into any internet browser compatibility issues?

A handful of my blog visitors have complained
about my website not operating correctly in Explorer but looks great in Firefox.
Do you have any recommendations to help fix this issue?


My web site :: calculate bmr

3:01 AM  

Post a Comment

<< Home