Tuesday, April 19, 2005

LOS COMBUSTIBLES Y UN PRESIDENTE EN APUROS

LOS COMBUSTIBLES Y UN PRESIDENTE EN APUROS

Por Omar Edgardo Rivera

El Presidente de la Republica, Ricardo Maduro Joest, esta en apuros; luego de regresar de Roma, de las exequias de Juan Pablo II, y de hacerla de fotógrafo con su teléfono celular-móvil en un frívolo espectáculo digno del mas light de los mandatarios, la crisis energética sigue tal cual la dejo a su partida.

El incremento al precio de los derivados del petróleo ha llegado a dimensiones inesperadas, y seguramente los miembros de la oficialidad quisiesen despertar de pronto de esta pesadilla que los tiene en la picota publica, y que hace pone de relieve su mediocre desempeño al frente de los asuntos de gobierno.

Si bien es cierto el precio fluctúa periódicamente, la tendencia es al alza; según la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos del Petróleo (AHDIPPE) “se registraron en lo que va del año 22 aumentos y 14 rebajas en los precios de los combustibles”.

Aquí en El Progreso, estoy pagando por cada galón de Gasolina Súper la, nunca antes erogada, cantidad de Lps. 63.52, y por el chimbo de gas LPG casi dos lempiras mas con respecto al ultimo valor, ahora cuesta Lps. Lps. 206.25.

Estamos totalmente claros que el elevado precio del petróleo a nivel internacional no esta en manos del actual gobierno manipular, y que bajo las actuales condiciones y mecanismos de manejo de la importación, distribución y comercialización de los derivados del “oro negro”, el impacto es negativo.

Y es en esto ultimo, donde el gobierno tiene una enrome responsabilidad en los altos precios que estamos pagando por la gasolina, el diesel, el gas LPG y los demás inflamables; porque el golpe es duro y doble, incide un factor externo: el precio internacional del petróleo; y un factor interno: la estructura de precios en la que sobresalen ganancias pingues para los empresarios y un impuesto oneroso para el gobierno.

Asimismo, la ausencia de una política energética que tome en cuanta nuestras potencialidades naturales para la generación de energía y busque vías alternas a las que actualmente colocan al petróleo como factor determinante para la estabilidad y prosperidad de economías dependientes como la nuestra (la dependencia de la generación térmica de energía en Honduras, vuelve pesada esta carga del incremento internacional del precio del petróleo).

El elevado precio de los combustibles hace incrementar los bienes y servicios en los cuales son utilizadas las naftas como materia prima esencial, tal es el caso del servicio de transporte publico, al cual los empresarios del ramo –justificando los altos costos de operación- aumentaron la tarifa respectiva; esto ha desencadenado una serie de protestas callejeras de la Federación Nacional de Estudiantes de Secundaria de Honduras (FENAESH) que reclaman, además mejorar la condiciones de infraestructura y equipamiento en las cuales reciben clases, “el incremento de Lps. 600.00 anuales en el bono estudiantil para todos los alumnos de los colegios públicos” y que identificándose con el uniforme y/o carnet, vuelvan a pagar Lps. 2.50 al transportarse en autobús, de Lunes a Viernes.

Además del servicio del transporte, se han incrementado –con esta alza a los combustibles- los productos de la canasta básica –muchos que requieren fletes para ser trasladados desde el campo a los mercados- como los frijoles, lácteos y vegetales, y ese factor de ajuste por incremento al precio de los combustibles que cobra la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) es automático.

Pero siendo de conocimiento publico las causas de estos problemas, no existe por parte del gobierno una solución practica e inmediata los mismos.

Al parecer Maduro Joest y colaboradores, no quieren “tomar al toro por los cuernos”, y buscan escudarse en delirios de persecución para no dedicarle el tiempo y la seriedad del caso a lograr solucionar los grandes problemas que aquejan a nuestra población; prefieren enfrentarse –en sueños fantasmagóricos- a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FRAC) o a la red islámica Al-Qaeda, en lugar de cumplir a cabalidad el mandato recibido de manos del pueblo.

Tres medidas son imperiosas en este momento: 1) Reducir el impuesto aplicado a los productos derivados del petróleo; 2) Revisar minuciosamente los mecanismos de adquisición, distribución y comercialización de los carburantes; 3) Diseñar un política estatal que no basamente la generación de energía en el petróleo y que le amplia participación al sector privado en la ejecución de proyectos energéticos alternativos.

Mientras en otros países del istmo centroamericano, los gobiernos buscan mecanismo para reducir el impacto del precio internacional del petróleo en el costo de los derivados, en Honduras el gobierno únicamente se lamenta y pone en evidencia su incapacidad; en Panamá, el gobierno del Presidente Martín Torrijos aprobó la reducción temporal de los impuestos a combustibles que llegan a 60 centavos de dólar por galón, mientas que en Honduras –aun y cuando el impuesto representa casi el doble- la resistencia gubernamental a reducir los beneficios tributarios es tal, que muchos funcionarios públicos han manifestado que de reducirse los ingresos por concepto de impuestos aplicados a los carburantes muchos programas sociales se paralizarían.

La reducción del impuesto que grava los productos derivados del petróleo es una opción practica e inmediata para reducir el precio de los combustibles; el gobierno bien podría hacerlo y suplir la reducción de sus ingresos fiscales combatiendo fieramente la defraudación y evasión tributaria, y eliminando una serie de exenciones que benefician a sectores privilegiados de la empresa privada.

Un revisión minuciosa a los mecanismos de adquisición, distribución y comercialización de los carburantes seria un importante medida a tomar en el corto plazo; un reajuste al impuesto que cobra el gobierno debiese ser complementado por una reducción de las ganancias de los distribuidores minoristas, y la posibilidad de centralizar las compras de los carburantes por parte del gobierno debe ser estudiada minuciosamente para ver sus beneficios y perjuicios (todo lo anterior como un proceso de transición que busque estabilizar la economía el precio de tan importante insumo) o racionalizar el lucro que –de esta actividad controlado por el gobierno- obtienen los importadores.

Sin embargo, ya se escuchan las voces disonantes al respecto. Por ejemplo, trascendió que unos 200 gasolineros independientes a nivel nacional han “puesto el grito al cielo” al darse cuenta que el gobierno tiene la intención de “afectarles su actual margen de utilidad que es de Lps. 4.60 por galón, sin importar cada semana es mayor” (no todos piensan el la “globalización de la solidaridad” que promovía el sumo pontífice fallecido, y en el marco de la cual el empresario Juan Ferrera decidió unilateralmente congelar los precios de la gasolina que vende en la estación de El Prado, contiguo a la sede la Cámara Júnior de Tegucigalpa, MDC).

No obstante, hay que estar concientes que lo que realmente necesita el país es una política energética que valore nuestras potencialidades internas y tome en consideración los factores externos que –en la actualidad- nos convierten en vulnerables.

Sabiendo que tenemos condiciones naturales (montañas y agua abundante) aptas para la generación de energía hidroeléctrica, resulta inexplicable como es eso que la myor parte de nuestra demanda la satisfacen plantas térmicas.

Si bien es cierto, la intervención estatal es imprescindible en estos momentos, a largo plazo, debe buscarse mecanismos mediante los cuales se establezca una política congruente a nuestras necesidad y condiciones; por ejemplo, una mayor participación del sector privado en la generación de energía hidroeléctrica, a través de la construcción de proyectos en los cuales se utilice la figura BOT (Build, operate and transfers), mediante la cual un socio privado, con disponibilidad financiera y experiencia técnica, construye, por ejemplo, una represa, la opera durante un periodo determinado para recuperar su inversión y obtener una ganancia justa y luego transfiere el activo al gobierno; el resultado: abaratamiento del precio de la energía (la energía térmica es mucho mas cara que la hidroeléctrica) y un riesgo moderado en una magna inversión, que seguramente el gobierno de Honduras no estaba en capacidad de financiar.

Además, el gobierno debe fomentar la intervención del sector privado en el financiamiento y operación de nuevas formas de generación energética, como las que planea desarrollar, aquí cerca de la Ciudad “Perla del Ulúa”, en el sector de Guaymas, la empresa asociativa HONDUPALMA, la que anuncio recientemente, a través de su Gerente General, Juan Ángel Suazo, la producción de “un combustible que sustituya al Diesel como ocurre en malasia y en algunas comunidades de Brasil”; además, Suazo informo que “en Mayo próximo se comenzara a generar uno 1,250 kilovatios de electricidad en la Finca 36 de Guaymas, en El Progreso” mediante la combustión en calderas de los desperdicios de palma africana, en el marco de un contrato de cogeneración para venderle potencia a la ENEE, a precios basados en la Ley Marco del Subsector Eléctrico. (empresas como PANCALSA y AZUNOSA ya generan energía a través de esta técnica).

El gobierno debe escuchar a los ciudadanos en su reclamo, a los protestantes en sus críticas, a esas 60 organizaciones que pertenecen a la Coalición Patriótica, a todos aquellos que reclamamos la intervención del gobierno en un problema que cada día empobrece mas a la gente y vuelve poco competitivo a nuestra economía.

El gobierno tiene que actuar, debe ser proactivo en este asunto.

Que se deje el Presidente de la Republica de tanta pasmosidad, de tanto lamento y que haga algo, que sino, seguirá en apuros, y apuros nosotros también.

PD. En la víspera de ser publicado el presente escrito, la Unidad Técnica del Petróleo (UTP) anuncio una reducción al precio de los combustibles; el galón de la gasolina superior bajo Lps. 2.64 y el chimbo de gas LPG costara a partir de esta semana Lps. 200.42, Lps. 5.83 menos que hace siete días.

Omar Edgardo Rivera Pacheco es columnista de Diario Tiempo, nació el 25 de Julio de 1971 en la Ciudad de San Pedro Sula, Departamento de Cortes, tiene 33 años de edad y reside en la Ciudad de El Progreso, Departamento de Yoro





6 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Excellent, love it! » »

6:10 PM  
Anonymous Anonymous said...

best regards, nice info Gay art hun 1947 dodge truck wrecker Cpu scan cubit cabinet design centre Parts for suzuki dr350 suzuki samurai forms

2:49 AM  
Blogger El Toro de Barro said...

Después de pasearme por tu espacio, he pensado que te gustaría saber que acabamos de representar la obra de Teatro Guantes de Piel humana, de la que he dejado un pequeño reportaje fotográfico y un breve extracto del guión en
http://eltorodebarro.blogspot.com/

Un saludo muy afectuoso
Carlos Morales

4:59 PM  
Blogger K3cho said...

sigue vigente solo hay que cambiar los nombres de los actores y actualizar las fechas... pues todo pasa, sin que pase nada

1:29 AM  
Anonymous Anonymous said...

First οff I would like tο sаy terrifіc blog!
I had a quicκ queѕtiοn that I'd like to ask if you do not mind. I was interested to find out how you center yourself and clear your thoughts before writing. I've had
a diffіcult time clearing my thoughts in getting
my іdeas οut. Ι tгuly do take pleasure in ωrіtіng however it just seems like
the firѕt 10 to 15 minuteѕ are gеnerаlly lost
simply just tryіng to fіgurе out how to bеgin.
Any rесommendаtions or tipѕ?
Кudos!

Review my webpage :: http://howtomakeyourownsolarpanel.tumblr.Com/

5:40 AM  
Anonymous Anonymous said...

Park Forest rosacea specialist

my page - Mentmore rosacea laser treatment

5:06 AM  

Post a Comment

<< Home